ASISTEN AL CINE EN EL PANTEÓN EN ATIZAPÁN DE ZARAGOZA

Los sonidos de ultratumba de la película La Monja pudieron escucharse por todo el cementerio Jardín de las Palmas de Atizapán de Zaragoza, donde unos 300 vivos, acompañados de 3 mil 877 difuntos participaron en el Festival El Danzón de las Calaveras, actividad enmarcada en los Festejos del Día de Muertos.

La expectativa de las y los vecinos comenzó poco antes de oscurecer. Las sillas dispuestas en el camposanto por la Subdirección de Cultura, de la Dirección de Desarrollo Social, invitaron a todos aquellos amantes del cine de terror a presenciar este thriller entre tumbas reales y ser parte de una noche distinta.

En la pantalla, el actor Demián Bichir convertido en sacerdote, investigaba la trágica muerte de una monja que fue atacada por una presencia demoniaca. Los sonidos envolventes fueron parte de la experiencia a la que tuvieron acceso cualquier persona que quisiera presenciar la función de cine.

Para Gloria, vecina la la Colonia Ampliación Emiliano Zapata, quien presenció los primeros tres entierros en este lugar que se estableció en 1997, comentó que le pareció buena idea del Gobierno de Atizapán de Zaragoza proyectar una película en un lugar lleno de simbolismo.

“Me parece una buena idea transmitir el cine de terror en el panteón, aunque muchos de ellos ya vieron la película, vienen a ver lo que se siente estar en un panteón en la noche y ver la película. Yo vivo enfrente, pero aún así vine y a mucha gente le interesó asistir”, dijo Gloria.

Con esta actividad se dio inicio al Día de Muertos en los que el gobierno atizapense amplió el horario de visitas y se dio acceso a los cuatro panteones municipales de la 08:00 a las 00:00 horas para dar oportunidad a las personas de visitar a sus familiares y amigos.