favicon

PRESIDENTE PEDRO RODRÍGUEZ Y COMISARIO DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA AGRADECEN A POLICÍA QUE SE JUBILA SU DISPOSICIÓN Y SERVICIO; “LLEGUÉ LIMPIO Y ME VOY LIMPIO”, ASEGURA EL OFICIAL

Con la satisfacción del deber cumplido, José Flores Reveles, policía de Atizapán de Zaragoza, hizo su último llamado al C4 antes de dejar las filas de la Policía Municipal, debido a su jubilación.

“Así como entré a la corporación, limpio, me voy limpio”, aseguró muy gustoso el policía, de 66 años de edad, quien permaneció en la corporación 18 años y 10 meses. “Hasta la fecha, siempre cumplí con mi trabajo, el residente siempre estuvo contando conmigo, si llego al fraccionamiento tengo las puertas abiertas.

“Mi mejor experiencia dentro de la Policía municipal eran los operativos, porque me gustaban. Si llegaba un llamado por radiofrecuencia, salía la patrulla y vámonos”.

Flores Reveles estuvo adscrito a la Policía Facultativa y cumplía sus deberes en el Fraccionamiento Sayavedra, en Zona Esmeralda.

Para él, la jubilación representa una oportunidad de estabilidad personal y económica. También, dice, es tener una recompensa por el sacrificio hecho durante su estancia en la agrupación.

No estará inactivo, asegura; quiere tener un empleo para estar ocupado.

“A mis compañeros les recomiendo cumplir con su responsabilidad, solamente. Me voy contento”, afirma.

Por su parte, el Director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Fabián Ricardo Gómez Calcáneo, celebró el paso dado por Flores Reveles y describió el lazo que une a los elementos policiacos.

“Somos familias uniformadas, somos familias al servicio de la seguridad pública y, el hecho de que hoy un compañero nuestro se retira con 18 años de servicio y venga a dar su último llamado significa que la historia sigue, que la corporación avanza y, como bien lo menciona su hija, pareciera que la vida policial es al dos por uno. No son un tema sencillo las desveladas, las malpasadas, pero lo que ‘acaricia’, como decía Flores, es la satisfacción del deber cumplido”, expresó el Comisario atizapense.

“Él dijo algo muy importante: ‘entré limpio y me voy limpio’ y eso es sagrado, porque el uniforme, la vocación y la pasión con que nosotros trabajamos nos da un orgullo que no lo compra ni el dinero ni ninguna otra cosa, eso lo da el trabajo. Y alguien que se va a descansar con la paga de su trabajo es porque hizo historia en Atizapán y en la Policía”.

Además del agradable y emotivo encuentro de reconocimiento con el Comisario, el oficial se reunió con el Alcalde, Pedro Rodríguez Villegas.

“Te agradezco mucho tantos años, la entrega, el sacrificio, la constancia, arriesgar la vida y creo que te vas en buen momento a disfrutar a tu familia. Quiero que sepas que dejas amigos, que las puertas de esta oficina siempre estarán abiertas. Eres un vivo ejemplo de lo que es ser un buen servidor público”, refirió el Edil.

“Ojalá muchos se retiraran con la frente en alto y con honores, con dignidad y con el reconocimiento. ¡Felicidades!”.

En lo que va de la Administración municipal, tres policías se han jubilado y uno más está en trámite. Entre los requisitos que deben cumplir están el tiempo de servicio o la edad de retiro.