PREMIAN AL MEJOR PAN DE MUERTO DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA; SE CONJUGAN SABOR Y TRADICIÓN EN EL PATIO CENTRAL DEL PALACIO MUNICIPAL

Ceniza de hoja de maíz, flor de jamaica, guayaba, camote y hasta mole fueron algunos ingredientes que dieron sabor al concurso AtizaPan de Muerto… ¡El más original! llevado a cabo en el patio central del Palacio Municipal, como parte de la celebración del Día de Muertos.

Se trató de un concurso que tuvo, entre otros objetivos, apoyar la derrama económica y a los panaderos atizapenses.

“Este evento promueve nuestras tradiciones. Así como el pan de muerto, las ofrendas van pasando en el gusto de las nuevas generaciones y hoy tenemos que rescatar lo que son las catrinas, las ofrendas y, por supuesto, el pan de muerto. Todos los que están aquí ya ganaron y merecen todo nuestro reconocimiento por promover nuestras tradiciones. Muchas gracias por darle vida a esta actividad”, compartió el Presidente Municipal Pedro Rodríguez Villegas.

Luego del corte inaugural de listón del Festival El Danzón de las Calaveras, del cual el concurso formó parte, el Alcalde recorrió los stands. Después, el jurado calificador degustó los panes concursantes y seleccionó a los ganadores.

El tercer lugar fue para la panadería Miruel, ubicada en el Fraccionamiento Las Acacias, con su pan de muerto hecho con masa tradicional a la que añadieron piloncillo y canela recién molida.

El segundo lugar fue para la pastelería Mozartina, de la Colonia Alfredo B. Bonfil, que presentó un pan de muerto elaborado con guayaba, piloncillo y cubierto con flor de jamaica.

“El uso de la guayaba natural hace que el pastel tenga cierta humedad y lo hace delicioso”, describió. Es maravilloso que hagan esto y es necesario, porque como emprendedores siempre requerimos de apoyo, para nosotros es una gran oportunidad para hacernos difusión”, consideró Fernando Zúñiga.

Y el primer lugar fue para la Asociación Autismus IAP, que ofreció un pan de muerto de mole y elaborado por personas con autismo en su taller de panadería.

En la exhibición también hubo pan de muerto relleno de dulce de camote, otro cubierto con ceniza de totomoxtle, relleno de nata, de crema pastelera, mazapán y el tradicional, entre otros.